CORREDERA

La Ventana corredera es otra buena opción para ahorrar espacio. Con un simple giro de la manilla, estas ventanas tienen la ventaja de deslizarse sólo el plano en el que se mueven, por lo que no afectan a la decoración interior ni reducen la iluminación natural de la habitación. 

ABATIR

Mantener la aislación acústica y térmica sin descuidar la seguridad es posible gracias a las ventanas de abatir. La posibilidad de abatir permite una perfecta ventilación y también la fácil limpieza de los perfiles. 

PROYECTANTE

Si no quieres perder espacio dentro de tu casa, la ventana proyectante es tu opción. 
Son ideales para proporcionar ventilación y luz natural en espacios más pequeños, como bodegas y baños. 
Las ventanas proyectantes también se usan como complemento de configuraciones de ventanas más grandes.

OSCILOBATIENTE

¿Quieres tres ventanas en una? La ventana oscilobatiente tiene dos ejes de apertura
y permite distintos tipos de ventilación: desde una reclinación ligera (oscilante) que permite airear sin necesitad de abrir la ventana de par o par,
o bien la apertura tradicional de que entrega una ventana abatible.
Además, cuando está cerrada mantiene las características de hermeticidad de una ventana fija.

FIJA

Esta ventana no se abre ya que su función principal es dejar pasar la luz.
Es la opción ideal si buscas la máxima eficiencia energética y además te permite disfrutar de grandes vistas, sin interrupciones.
Se pueden personalizar y combinar con otros tipos de apertura para lograr la mejor relación entre ventilación y eficiencia energética.

CONTACTO

PROYECTOS